1bEl sábado fuimos a despedir La Casona del Rock. La triste noticia de que cerraba sus puertas este último fin de semana nos tenía a todos muy tristes. Fui de los primeros en caer, temprana estaba la noche, ahí estaba él con su vaso de fernet siempre recargado en la mano, su sonrisa, su “Qué hacés Aldito”. No charlamos mucho, no hacía falta, sabíamos todo lo que nos íbamos a decir.

Empezaron a llegar los amigos, y los no tanto (La muni tenía que sí o sí darle su última visita a esa casa-bar de rock, no podían ser menos), circulaban los abrazos, los fernets, la cerveza. Todos querían la foto con el anfitrión en esa última gran noche que nos dejaba como huérfanos sin techo.

El Chapu Nanzer, como buen alumno que supera al maestro, sabía de bares y bebidas todo lo que hay que saber: “El mejor trago y la mejor mesa es la que se comparte con amigos”. El sábado, la tristeza y los excesos se lo llevaron del bar ya de madrugada sin poder despedirse propiamente. Despedirse del bar que había construido, trabajado y mantenido a pulmón durante la última década, era despedirse de diez años de su vida, dar vuelta una página y encontrar una vacía. Todos estábamos ansiosos por conocer cuál sería su nueva aventura.

En la mañana del domingo 25 de febrero de 2018 (Ayer), el Chapu Nanzer se despidió de La Casona, de sus amigos, de su vida, para no volver nunca más. Y no solo cerró las puertas, nos dejó para siempre. Nos dejó con el alma vacía, partida, nos dejó con una parte menos de nosotros en el corazón colectivo. El domingo a la mañana La Casona del Rock cerró sus puertas por última vez. El domingo a la mañana El Chapu Nanzer nos dejó para siempre en el vacío. Te queremos compañero y te llevaremos siempre en el alma y en cada vaso de Fernet. Nos quedaremos con tu sonrisa, tu abrazo, tus ganas de hacer de la vida de los demás un algo siempre mejor. Despachaste magia, despachaste felicidad, despachaste rock and roll.

Yo se que en algún lado, de este o el otro, ya sea como fantasmas en las noches que merecen ser decoradas, nos volveremos a ver. Adiós amigo. Te quiero mucho.

4

Aldo Baccaro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s